dom. Ago 18th, 2019

SPYRO REIGNITED: Qué podemos esperar y que no

La versión del dragón más famoso llega a la consoal híbrida de Nintendo

Con el lanzamiento a la vuelta de la esquina para Nintendo Switch ( 2 de septiembre) de uno de los plataformas más emblemáticos que la gente de la Generación Y ( mi generación) recordamos y amamos, nos entran las dudas y hasta los calores de qué vamos a tener.

Una parte está casi clara: no cabe en un cartucho. Pero no por que no quepa ( ya sabemos qué pasó con el «HollowGate«), si no por vaguería. Sí son capaces de meter en un cartucho de Switch «The Witcher 3«, ¿ cómo es posible que no quepa nuestro dragón favorito?

Bueno, eso lo dejaremos para más adelante, o quizá nos llegue la sorpresa y no necesitemos de la «conexión necesaria» que tanto desean vender.

Pero yendo a lo que nos interesa, SPYRO, ¿ qué nos da y qué nos quita?

Por un lado, y por mucho que a la gente le duela, poder jugar en modo portátil y en modo dock es un punto a su favor.

Se acabó tener que estar acabando niveles para poder jugar por que te echan del salón, por que te tienes que ir…Eso es algo de los viejos tiempos, y nos encanta.

El apartado gráfico es genial, y sí, es el mismo mapa, mismos modelos y mismos personajes,  pero acaso cuándo lees un libro y vas al cine a ver la película, ¿ no te encanta que los personajes sean como te los imaginabas? ¿Qué los escenarios sean los que tu mente ha creado? Eso es lo que consiguen todos estos «refritos», si están bien hechos, a por ellos.

Por otro lado, habrá que esperar a tenerlo en nuestra consola para poder ver como «fluye», ya que algunas ocasiones, en zonas demasiados abiertas, podemos notar alguna ralentización, por mi experiencia con otros juegos.

Ésto es imposible de comprobar, ya que todas las muestras de las compañías son siempre las mejores y más perfectas ( con su correspondiente pie de «imágenes no definitivas».

Y ya puestos a hablar de mapas, es un juego que quizá pecaba de linealidad, sin dar mucha opción a la exploración. Los sandbox aún no estaban de moda, así que no se iban a jugar una mala crítica cuándo querían vender, y eso es algo que no va a cambiar, pero nos gusta.

Jugabilidad. Hemos visto en varias ocasiones el control del dragón. De este apartado sólo se me viene un problema a la memoria: lo difícil que era manejarlo cuando te pasabas de frenada, con un control un tanto arcaico, que el uso del DualShock no era esencial y estaba poco aprovechado. Esperemos que hayan aprendido la lección y encontremos un control más fluido, tanto de la cámara, como de nuestro personaje.

Para finalizar, hablemos de dificultad.

Está claro que un juego con una calificación de E10 ( mayores de 10 años), no va a ser un reto para nosotros…acabarlo.

Conseguir el 100% ya es otro cantar.

Ya hay speedruns que acaban la trilogía en una increíble hora y cuarto, pero recordemos que tomar ese tiempo de referencia, como hacen muchos usuarios que se meten a despotricar sobre la durabilidad, no tiene sentido.

Detrás de ese speedrun, hay cientos de horas intentando lo mismo para bajar 1 segundo, y poder coronarse como «The Best», pero para un usuario normal, que según vas jugando notas como te conviertes otra vez en ese niño que no entendía muy bien porque manejábamos un dragón, seguro que le dedicaremos muchas más horas para acabar el juego al 120%

Ahora, sólo queda esperar la sorpresa y que venga todo en un cartucho, y poder decirle a Sony «Tu Blu-Ray no tiene espacio para Spyro»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *